¿Por qué tenemos antojos?

Nuestro cuerpo funciona como una biocomputadora, sabe cuando ir a dormir y cuando debe ir al baño. Mantiene la temperatura corporal, se repara solo y en las mujeres mantiene el milagro del embarazo y el alumbramiento. Nuestro corazón nunca pierde el ritmo de un latido. Los pulmones nunca se saltan un respiro. Nuestro cuerpo es como una súper computadora, nunca comete errores.

Fíjate en tus comidas, en los errores y el comportamiento que estás llevando en tu vida porque todo eso puede estar causando en ti los famosos antojos. Muchas personas ven estos antojos simplemente como falta de voluntad o indisciplina pero en realidad son mensajes importantes que envía el cuerpo y que te guiarán para mantener el equilibrio. Cuando experimentas un antojo, deconstrúyelo. Pregúntate, ¿qué quiere mi cuerpo y por qué?

 

Existen 8 causas primarias que te llevan a tener antojos. Presta mucha atención para que las identifiques en ti.

1.   Problemas con tu comida primaria.

Con esto me refiero ha que puedes estar insatisfecha con algún aspecto de tu vida, como tu relación de pareja o la falta de una rutina de ejercicio, estar estresada, aburrida, desmotivada en tus actividades o hasta tener una falta de vida espiritual. Comer puede ser un entretenimiento, una recompensa o un sustituto de la comida primaria.

2.   Agua

La deshidratación se puede manifestar como hambre, así que la próxima vez que tengas antojos lo primero que debes hacer es tomarte un vaso de agua. Pero ojo el exceso de agua también puede causar antojos así que trata que tu ingesta de este líquido sea equilibrada.

3.   Yin Yang desbalance

Esto tienen que ver con lo que dice la Medicina China sobre los alimentos que ingerimos. Algunos son más expansivos (yang) que otros que son más contractivos (yin). Consumir alimentos que sean demasiado ying o yang van a causar antojos ya que el organismo siempre va a buscar el balance. Por ejemplo comer mucha azúcar (yin)te lleva luego a querer comer carne (yang) y visceversa.

4.   Nostalgia de alimentos

Estos pueden ser llamados los verdaderos antojos, ya que cuando recordamos algo que hace poco comimos nos da ganas nuevamente de disfrutarlos, sobre todo si es comida de nuestros ancestros, o comida de nuestra niñez. Si no tienes ningún problema de salud o de peso puedes darte el gusto de comerlos; o si prefieres puedes  crear una versión más saludable de ellos.

5.   Temporada

Nuestro cuerpo generalmente se antoja de alimentos de acuerdo también a la estación o temporada en nuestro caso. Como en el verano pedimos más comidas frías como ensaladas crudas, más frutas y helados. En el invierno con menores temperaturas deseamos más carne, aceites y grasas. Los antojos también van relacionados a las fiestas,  cerca de Navidad ya queremos comer pavo o ciertos platos característicos de esas celebraciones.

 

6.   Deficiencia de nutrientes

Cuando nuestro cuerpo tiene  una inadecuada ingesta de nutrientes los pide, si tienes falta de minerales te pedirá comer alimentos que tengan mucha sal, o por falta de energía requerirá cafeína o azúcar.

 

7.   Hormonas

Cuando estamos con la menstruación, embarazo o menopausia las fluctuaciones de los niveles de testosterona y estrógenos causan grandes antojos. Hay que identificarlos para estar atentas.

 

8.   Sabotage

Cuando las cosas van bien en la vida, también nos saboteamos. Empezamos con antojos que hechan por el traste todo el trabajo que hemos realizado. Esto ocurre generalmente cuando hay bajos niveles de azúcar en la sangre y nos lleva a tener también cambios fuertes de humor.

Escribir un comentario