¿A quién le importa cuanto pesas?

El peso es una de las medidas menos relevantes en el estilo de vida fitness. Así como leíste. No es el mejor indicador de progreso. El peso no diferencia entre peso y grasa, no dice cómo es tu composición corporal o qué tan en forma estás.

-El peso varía durante el día de 1 a 2 kilos. Si te pesas en la noche y te montas en la balanza otra vez en la mañana siguiente vas a ver una diferencia. ¿Perdiste grasa mientras dormías? ¡No a esa velocidad! En realidad perdiste agua. Tu cuerpo está hecho de entre 60% a 70% de líquido, y la retención de agua en el cuerpo varía durante el día.

La cantidad de agua que tomas durante el día, la comida que consumes, la cantidad de sodio que ingieres en un día, lo mucho o poco que sudaste, las fluctuaciones hormonales (sobre todo en el caso de las mujeres), el ciclo hormonal en el que estamos… todos estos factores interfieren mucho. La semana antes de que una mujer tenga el período puede aumentar de uno a dos kilos, y esto es pura agua, es algo temporal.

-Pesarse constantemente crea obsesiones. Estás dejando que un número determine cómo te sientes cuando en realidad esa cifra no dice la verdad absoluta.

-Cuando comes sano y entrenas, poco a poco vas aumentando masa muscular, el metabolismo se acelera, tu ambiente hormonal mejora, la sensibilidad a la insulina se eleva, quemas más calorías al día y pierdes grasa.

El número en la balanza no es tan sorprendente, pero tu composición corporal ha mejorado mucho; perdiste un par de tallas, te ves mucho mejor, te sientes mucho mejor, y ¡eso es lo que en realidad importa! No ese bendito número en la balanza. No le des ese poder sobre ti.

Escribir un comentario