¡No todas las calorías son iguales!

Debemos entender que no es lo mismo consumir 100 calorías de galletas que consumir 100 calorías de un batido de proteína, pues el efecto hormonal de ambos es inmensamente diferente.

En primer lugar, tu cuerpo tarda mucho más digiriendo y metabolizando una fuente de proteína que procesando cualquier otro macronutriente, de manera que puedes controlar mejor tu apetito e incrementar y mantener el volumen de masa muscular, lo que a su vez mantiene a tu metabolismo acelerado y quemando calorías.

Ahora, cuando comes alimentos de baja calidad y pobres en nutrientes, las reacciones químicas que se desencadenan en tu cuerpo frenan la pérdida de grasa y desmejoran tu salud.

Los dulces y los alimentos ricos en harinas estimulan notablemente la secreción de insulina, y esta hormona favorece el aumento de grasa corporal, incrementa el apetito y hace que el metabolismo se torne más lento.

Recuerda, absolutamente todo lo que consumes genera una respuesta hormonal y química en tu cuerpo, no importa las calorías que contenga, y dependiendo de lo que sea, puede ayudarte a quemar grasa o hacerte engordar y enfermar.

Escribir un comentario