¡Mientras más pesado, mejor!

Si quieres convertirte en una máquina quema grasa, con pesas deberás entrenar. Sí, aunque no lo creas ejercitarte con ellas acelerará tu metabolismo, protegerá y tonificará todo tu cuerpo. ¡Presta mucha atención! Hoy te contaré la importancia del entrenamiento pesado.

-Mejora el equilibrio hormonal y la función reproductiva. Eleva los niveles de testosterona, hormona que ayuda a aumentar músculo y perder grasa.

-Fortalece la calidad del sueño, en caso de que te levantes varias veces durante la noche. Mejora tu ritmo circadiano y evita el insomnio.

-Estudios han demostrado que quienes entrenan mejoran sus relaciones interpersonales y su desempeño en el trabajo porque ganas seguridad, fortaleza y disciplina.

 

 

-Mejorarás la relación que tienes con tu cuerpo. Te conectas con él de una manera más profunda, aprendes a conocerte, al mismo tiempo te levantas con mejor ánimo y actitud porque incrementan tus niveles de dopamina y endorfinas: mejoran tu estado de ánimo y actitud.

-No hay nada más efectivo que un buen entrenamiento intenso con pesas acompañado de una buena dieta para perder grasa de forma más permanente.

-Aunque no podemos elegir en qué parte del cuerpo rebajar con las pesas, podemos mejorar áreas específicas. Por ejemplo, fortalecer y darle forma a los glúteos y piernas.

Recuerda que nosotras las mujeres no tenemos suficiente testosterona para ponernos grandes, es decir no importa qué tan pesado entrenes, si llevas una dieta adecuada y estás haciendo cardiovascular lo que lograrás con las pesas es un cuerpo definido, tonificado, más equilibrado y con menor flacidez.

Escribir un comentario