Arranca el 2018 con nuevos compromisos y afirmaciones.

Quedan menos de 30 días para iniciar el nuevo año y con él nuevas metas, propósitos y lo que yo llamo declaraciones. Parte de tener una vida saludable es trabajar, también, en un balance interno, es crucial tener en cuenta que si la relación con nosotros mismos, y con quienes nos rodean no tiene esa salud en equilibrio, probablemente nuestras metas como bajar de peso no tendrán éxito.

 

Este es un desafío que nos permitirá reforzar 5 puntos importantes, como: mejorar nuestra propia imagen, una limpieza mental, fortalecer nuestras relaciones personales, vivir y disfrutar nuestro día a día y aprender a crear la vida de nuestros sueños.

Durante este mes, haremos algunos ajustes en los aspectos que les mencioné. Sin embargo, es importante realizar un ejercicio de autoanálisis para saber cómo nos encontramos en distintas áreas de nuestra vida, y tener una visión apropiada de lo que queremos lograr en nuestro período de transformación personal, social, académico y profesional.

 

Para iniciar debemos hacer una lista /check list de los propósitos que nos planteamos al inicio de 2017. Clasifícalos de acuerdo a si los cumpliste o no.

 

                                              CUMPLIDAS                                     NO CUMPLIDAS

 

–                                                         –

–                                                         –

–                                                         –

–                                                         –

 

Además, deberás ir preparando otra lista /check list con tus fortalezas y debilidades. Esto es importante porque en nuestra sección de metas no cumplidas deberemos aplicar cada una de nuestras fortalezas.

 

                                              FORTALEZAS                                     DEBILIDADES

 

–                                                         –

–                                                         –

–                                                         –

–                                                         –

 

Recuerda que en este ejercicio lo más importante es ser honesto contigo mismo. La idea es que aprendamos a controlar y reforzar esos detalles que no nos dejan cumplir con nuestros objetivos. ¡Tranquila! que no hay cosa peor que la que no se intenta. En un siguiente artículo te daré la segunda tarea para arrancar con este proceso de transformación, cambio y declaración. ¡Nos vemos!

Escribir un comentario