La lucha contra la ansiedad y el exceso en la comida.

Después de la celulitis, otro de nuestros grandes dolores de cabeza es la ansiedad que a la final nos conduce a comer en exceso. Muchas veces el estrés laboral, académico y hasta en nuestra propia casa nos provoca este estado. ¿Cómo se produce? y ¿cómo controlarlo? te lo cuento hoy, aquí:

Es importante entender que cuando queremos bajar de peso  se deben reducir las calorías, incrementar el ejercicio y controlar los carbohidratos, esto automáticamente incrementa los niveles de ansiedad en nuestro cuerpo, es normal y natural. Sin embargo, existen algunos tips que te permitirán mantenerte estable.

 

Come más despacio y controla las porciones

Comer despacio le da a tu cerebro el tiempo necesario para reconocer que se está saciando. Come en platos más pequeños, los de ensalada o postre. Así tendrás un efecto visual de que ingerirás más comida.

 

Escoge tus alimentos inteligentemente

Consume alimentos que provean más saciedad durante las primeras comidas del día. Las frutas y vegetales fibrosos son opciones densas en micronutrientes y bajas en calorías que proporcionan una mayor saciedad y mantienen los niveles de energía estables.

 

Ingiere grasas

Cuando sientas ganas de comer azúcar o harinas, come grasas. Sí, una cucharada de mantequilla de maní o almendras, o un puñado de frutos secos + proteína y un vaso de agua. Espera 20 minutos y verás cómo esa ansiedad desaparece.

 

Toma agua

Cuando estás deshidratado se incrementan la ansiedad y las ganas de comer. Aunque no lo creas, tomar agua ayuda a controlar los antojos.

 

¡Distráete!

Si no estás en tu oficina, busca algún oficio, sal a caminar, ve a entrenar, llama a una amiga.

 

Duerme lo suficiente

Cuando no duermes lo suficiente tu cuerpo está agotado y pide energía extra en forma de comida (calorías=energía).

 

Y cuando todo falla…

Gelatina sin azúcar: sin abusar de ellas porque son altas en sodio. El chicle sin azúcar, e infusión de flor de Jamaica con stevia. Son mi kit S.O.S.

Escribir un comentario