Las almendras pueden dar un giro de 360° a tu vida.

Las almendras son uno de los frutos secos que mayor cantidad de nutrientes y beneficios aportan a nuestro organismo. A pesar de ser muy pequeñas en tamaño, su contenido en fibra y proteína las convierten en tus mejores aliadas si de llevar una vida saludable y equilibrada se trata.

Aunque no lo creas las almendras son súper poderosas. Hoy te cuento como provechar al máximo cada una de sus propiedades para que no quieras dejar de consumirlas jamás.

Alimentación.

-Excepcionalmente ricas en proteínas y con un alto porcentaje de grasas buenas que protegerán tu sistema cardiovascular.

-Fuente de energía con índice glucémico bajo. Recomendada para personas diabéticas.

-Proporcionan gran cantidad de fibra que regularán tu digestión.

-Aporta vitaminas B, E y minerales como zinc, fósforo, potasio y hierro.

-Lo que a todas nos encanta y por esto son mis preferidas, te ayudan a bajar de peso.

 

Tip.

Para garantizar el consumo de este fruto en tu dieta, puedes añadir un puñado de almendras a tu ensalada favorita en el almuerzo o en un bowl pequeño con media taza de yogurth griego y 5 blueberries en el snack de tu media mañana.

 

Advertencia.

Es importante que controles las cantidades porque las almendras son ricas en calorías y quizá puedas aumentar un poco de peso.

 

Belleza y estética.

Sin la necesidad de gastar en un spa, las propiedades antioxidantes contribuyen al bienestar capilar y corporal, así combatirás el envejecimiento cutáneo, las cicatrices, estrías, flaccidez, resequedad del cabello, cuero cabelludo y la piel.

 

Tip.

El aceite de almendra te ayudará a fortalecer, darle brillo y suavidad al cabello, así como también para suavizar las manos y los pies.

Recuerda que si eres constante y combinas este fruto seco con una alimentación saludable y el consumo regular de agua obtendrás los resultados que tanto quieres. ¿Qué esperas para probarlas?

Escribir un comentario