Brazos el punto débil de las mujeres.

Los brazos son, posiblemente, una de las partes del cuerpo que más delata el paso de los años, pero no tiene que significar que a partir de cierta edad tengas que esconderlos.

Una vez que pasamos los 40, nosotras las mujeres, ya no quemamos las calorías como antes. Perdemos tono muscular y densidad en los huesos. Algo más que nos ocurre en esta etapa es que comemos por estrés y sufrimos las consecuencias de unas hormonas alteradas. Todo esto hace mucho más difícil quemar grasa y deshacernos del  peso extra acumulado.

Pero no todo está perdido, como todo en la vida, lucir unos brazos tonificados y bonitos requiere de disciplina y dedicación . Con algunos cambios en tu estilo de vida puedes conseguir increíbles resultados.

4 pasos para reducir el tamaño de los brazos y tonificarlos.

Paso 1. Quemar sólo la grasa localizada es  imposible, por lo que para lograrlo debes perder un poco de peso en general con una dieta adecuada, que te permita tener un déficit calórico. El bajar de peso es una simple ecuación Calorías ingeridas vs. Calorías gastadas.

Pero además es necesario que comiences a escoger mejor el tipo de alimentos, como por ejemplo cambia la leche entera por una sin grasa o mejor aún por una leche vegetal, puedes ser de almendra o de coco. Aumenta el consumo de vegetales y porciones  pequeñas a medianas de frutas.

Reduce las porciones de tus comidas, y el truco que nunca falla, sírvete en una vajilla mas pequeña, platos, tazones, vasos, todo de un menor tamaño.

Paso 2. Vamos a empezar a movernos, tenemos que calentar nuestro cuerpo y propiciar el gasto calórico. Una opción son los ejercicios cardiovasculares unas 3 veces por semana durante 45 minutos constantes para ver resultados pronto. Ayudarán a tu salud en general ya que mejora el sistema cardiovascular, reducen el colesterol y la presión arterial.

Paso 3. No le tengas miedo a los ejercicios de tonificación con resistencia, utiliza pesas, ligas, balones y el peso de tu propio cuerpo. La idea es aumentar la masa muscular ya que como necesita energía para mantenerse,  automáticamente aumenta y pone a trabajar tu metabolismo. Hace todo lo contrario a la grasa que siempre se almacena como reserva de energía. Mi recomendación es que trabajes todo tu cuerpo; los ejercicios funcionales ayudan mucho y se obtienen excelentes resultados.

Paso 4. Si queremos unos brazos delgados y tonificados es necesario trabajar en especial esta zona, ya que adicional a los pasos anteriores, podemos con ejercicios localizados ayudar a quemar más grasa y definir un poco los brazos dándoles un aspecto más firme y moldeado.

 

Escribir un comentario