Vinagre de manzana y bicarbonato de sodio: una combinación alcalina para adelgazar.

Actualmente existen muchas formas de perder peso, existen  curas milagrosas que dicen que no hará falta hacer dieta ni ejercicio. Estas son las  que debemos evitar porque pueden tener efectos negativos en nuestro cuerpo.  Dos elementos naturales llaman mucho la atención, están cada vez más de moda y pueden llegar a ser muy útiles para ayudarte a adelgazar.

Estos elementos son: el vinagre de manzana y el bicarbonato de sodio. Juntos proporcionan un remedio casero que puede ayudarte no solo a perder esos kilos demás sino a combatir la acidez en tu cuerpo debido a ser una mezcla fuertemente alcalina.

El vinagre de manzana es un elemento con muchos beneficios, entre ellos tenemos: quemador de grasa natural, ayuda a asimilar mejor los lípidos, es un gran diurético eliminando así líquidos retenidos y es laxante. Por su parte el bicarbonato de sodio, tendría la misión de neutralizar con su alcalinidad la acción dañina que tienen los alimentos ácidos sobre el organismo.

Combinando las propiedades de estos dos elementos conseguimos  quemar grasas, y bajar de peso de una forma natural. Complementando con un buen régimen de ejercicios y dieta adecuada.

Pero ¿Cómo lo preparamos?, no es complicado. Son sencillos pasos a seguir, se los muestro a continuación:

  • Coloca en medio litro de agua, una cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • Luego añade 50 ml de vinagre de manzana y mezcla hasta que los elementos se disuelvan.

Bébelo en las primeras horas de la mañana en ayunas para que tenga efecto a lo largo del día.

Escribir un comentario