4 tips para empezar un estilo de vida saludable.

Listo por fin te decidiste a hacer cambios en tu vida y supongo que por eso estas leyendo este articulo en mi blog, pero la gran pregunta es ¿Cómo empiezo? Hay tanta información en internet, que la dieta de la piña, de la zona, que la forma de tu cuerpo, etc. ¿Qué se hace difícil saber que camino tomar?

Tranquilidad aquí estoy para darte unas pautas que me funcionaron a mí y seguro algunas de ellas también funcionarán para ti. Digo algunas porque lo primero que tienes que entender es que esto es un proceso y que cada uno tiene un ritmo y responde de diferentes maneras a los cambios y estímulos. Lo segundo que debes tener claro es que debes crear una estrategia, es decir no vamos a improvisar hay que planificar lo que vas a hacer, ya que al organizarte podrás colocar tus objetivos y metas a corto y mediano plazo.

 Dicho esto presta atención a los siguientes tips que vas a realizar.

  1. Vamos a deshacernos de todas las golosinas y comida chatarra en casa. La fuerza de voluntad no siempre esta presente, así que vamos a tomar medidas porque la tentación nos puede atrapar y boicotear nuestras nuevas metas. A veces caemos cuando tenemos mucho estrés por algo laboral o familiar y necesitamos una recompensa que nos haga sentir mejor, es típico corremos por un chocolate. El síndrome premenstrual, las hormonas se pueden convertir en nuestras enemigas y también el aburrimiento puede llevarnos a comer sin hambre.
  2. Haz una lista de lo que crees que te hace daño. Todas sabemos en general lo que hacemos mal y sobretodo sabemos que necesita nuestro cuerpo para estar mejor. Ponerlo por escrito es una herramienta muy buena para clarificar nuestras ideas.
  3. Lo siguiente es ir al supermercado y comprar lo que vas a necesitar. Carnes, vegetales y mas vegetales, frutas, cereales y carbohidratos complejos como arroz integral, quinua, camotes. Olvídate de todo lo procesado, nada de galletas, gaseosas así sean de dieta, panes y todo lo elaborado. Inclínate por todo lo natural.
  4. Realiza ejercicio físico, al principio empieza por lo que te gusta más o lo que se te hace mas fácil si no has tenido costumbre de practicarlo. Si te gusta caminar perfecto hazlo a paso rápido durante mínimo 30 minutos todos los días y vas aumentando el tiempo durante el primer mes. Si te gusta bailar, zumba es una excelente alternativa además que te va a desestresar mucho. Practícalo mínimo 3 veces a la semana para que veas resultados pronto y te motives ya que ese es un factor muy importante para seguir. Despúes del primer mes que estés más en condiciones piensa en buscar un gimnasio o un entrenador que te guíe en tu acondicionamiento físico. El ejercicio es un efectivo aliado para bajar de peso pero sólo no hace milagros, el éxito para bajar de peso y quemar grasa está en la comida.

Poco a poco pero seguro empieza a realizar cambios en tus hábitos, trata de mantenerte firme en ese nuevo hábito incorporando el siguiente y colocándote metas con cada uno. Puedes empezar tomando 8 vasos mínimo de agua, parece fácil! pero no lo es para nada, después de una semana o dos de estar disciplinada con el agua empieza a fraccionar tu comida, es decir no hagas 3 comidas grandes sino 5 más pequeñas. Así irás descubriendo que más necesitas para sentirte y verte bien. Los cambios los empezaras a notar en 8 semanas, así que ten paciencia.

Los hábitos, el cambiar nuestra forma de vivir adquirida durante muchos años no es nada fácil lo sé pero recuerda que el compromiso es contigo misma y el bienestar lo vas a experimentar tu primero. Así que manos a la obra!!!  y si quieres compañía y motivación para continuar  en tu nuevo estilo de vida ¡ESCRÍBEME!

Ma.Mercedes

Comment 1

  1. Natalia
    septiembre 19, 2017

    Estimada Meche, gracias por tus palabras de aliento; quiero empezar un nuevo estilo de alimentación sobre todo por salud; he ido de a poco… aunque a veces me cuesta mucho sin embargo ya voy una semana es este proceso.
    Quisiese saber si es malo dejar de comer carnes por un tiempo… si esto es perjudicial para mi salud y cómo puedo reemplazar la proteina

Escribir un comentario