LOS DEPORTES DE PLAYA QUE MÁS QUEMAN CALORÍAS.

La playa es el lugar perfecto para divertirse, eliminar stress y porque no hacer ejercicio, es la mejor alternativa al gimnasio en los meses de verano. Las posibilidades que nos ofrece son numerosas. Aquí les propongo varias opciones para ejercitarse:

CAMINAR: El ejercicio físico por excelencia es, andar por encima de 10.000 pasos diarios es lo que señalan los especialistas como adecuado para considerarnos una persona activa sin necesidad de poner un pie en el gimnasio. Tonifica suave y ligeramente y elimina, al mismo tiempo, la sensación de cansancio y de piernas cargadas. Treinta minutos a paso sostenido nos ayudan a reafirmar los glúteos, las piernas, los abdominales, así como a mejorar nuestro sistema cardiovascular. Las personas con problemas de circulación sanguínea o que sufran pesadez en sus piernas o celulitis han de optar por andar con el agua a la altura de los tobillos o hasta la mitad de los gemelos. Cuanto más profundo se decida caminar, mayor resistencia habrá y, por lo tanto, más gasto calórico. En promedio se pueden quemar 265 calorías en una hora, aunque todo depende de la resistencia en el agua.

PALETAS: son un ejercicio de baja intensidad, pero con el que se pueden quemar bastantes calorías (alrededor de 250 por hora), además de aportar otros beneficios generales como mejorar la coordinación y la velocidad de reacción, junto con la tonificación de piernas, glúteos, abdomen y brazos. Caminar para recoger la pelota, agacharse también se lo puede sumar al ejercicio. Elimina también las imperfecciones de la celulitis gracias al impacto con la arena, que reactiva la circulación. Se pueden quemar unas 250 calorías por hora aproximadamente.

VOLEIBOL: desarrolla los reflejos y mejora las capacidades de relación. Entre saltos, carreras, remates y la resistencia de la arena se convierte en una fuerte actividad física. Se puede jugar solo o en equipos. Hay que protegerse siempre la cabeza y evitar las horas de más calor del día para evitar la insolación. Este tipo de deporte colectivo puede llegar a quemar 500 kilocalorías por hora.

CORRER: Se trabajan las piernas con mayor intensidad. Se mejora la respiración gracias a la temperatura, a la humedad y a la baja presión del ambiente y se queman mayor cantidad de calorías debido a la presencia del yodo en la arena y en el ambiente. Evitando siempre las horas centrales del día por la deshidratación e insolación.

Escribir un comentario