6 Consejos para evitar la deshidratación en el verano.

El correcto funcionamiento de nuestro cuerpo en gran medida responde a la presencia en cantidades correctas del agua. Mantener el nivel adecuado de agua en nuestro cuerpo debe ser una de nuestras prioridades más aún si vamos a realizar actividades deportivas.

Mantenernos hidratados durante el verano es clave para estar activos y no sufrir inconvenientes.

  1. Beban entre 2,5 o 3 litros de agua, distribuidos a lo largo del día.
  2. Con actividad física deberían de doblar la cantidad de la dosis de agua diaria.
  3. Deben de beber agua antes, durante y después de la actividad física.
  4. La sed es el primer síntoma de deshidratación.
  5. Lleven siempre una botella o termo con agua.
  6. Eviten actividades físicas al mediodía cuando el calor es mayor.
  7. Las personas de la tercera edad y los menores de edad son los más propensos a la deshidratación así que tener precaución adicional sobre ellos.

Escribir un comentario