¿QUÉ ES LA DIETA YIN Y YANG?

Es una dieta que se base en los principios de la Medicina Tradicional China, siempre se busca equilibrar el yin y el yang y adaptar la dieta según las necesidades de cada persona, la estación del año y la localidad en la que vive. ¿Por qué son importantes estos tres factores? Porque una persona que vive en un lugar cálido tropical no puede llevar la misma dieta que una persona que vive en un clima frío.

Al igual que un individuo con problemas de salud no debe llevar la misma dieta que una persona saludable. Por ello, es importante adaptar nuestra dieta, basándonos en encontrar el equilibrio entre el yin y el yang.

El yin y el yang son dos fuerzas opuestas, pero complementarias, presentes en todos los ámbitos de la naturaleza

Los  alimentos también tienen estas dos energías y, por lo tanto, su carácter y personalidad, su efecto y reacción en nosotros. Cada alimento tiene su fuerza vital  y de acuerdo a la cantidad y la forma en que lo consumimos, nos ofrecerá su energía Yin o Yang.

Para poder clasificar los alimentos en Yin y Yang  se deben tener en cuenta todos los aspectos que tienes a continuación para poder clasificar un alimento, pero siempre observándolo de forma global y general:

  • Crecimiento: muy rápido (Yin), muy lento (Yang);
  • En la superficie (Yin), dentro de la tierra (Yang);
  • Crece vertical hacia arriba (Yin), crece vertical hacia abajo (Yang).
  • Tamaño: grande (Yin), pequeño (Yang).
  • Altura: alto (Yin), bajo (Yang).
  • Contenido en agua: jugoso (Yin), seco (Yang).
  • Densidad: blando (Yin), duro (Yang).
  • Olor: fuerte (Yin), inodoro (Yang).
  • Estación de crecimiento: crece en primavera y verano (Yin), crece en otoño e invierno (Yang).
  • Origen: tropical (Yin), clima frío (Yang).
  • Calidad biológica: origen vegetal (Yin), origen animal (Yang).

El equilibrio entre los alimentos yin y yang se consigue mediante una buena combinación de ambos a la hora de confeccionar la dieta diaria.

En primer lugar hemos de identificar qué alimentos son los centrales. Si repartiésemos todos los alimentos en una escala que fuese de más yin a más yang, en el centro encontraríamos: cereales integrales, verduras, legumbres, algas y sopas, con una pequeña cantidad de otros alimentos como condimentos y pescado.

En los extremos de esa escala estarían: el alcohol, el azúcar, los lácteos, los huevos y la carne. Es decir, estos son los alimentos que deberíamos evitar o tomar en moderación.

Una vez identificados los alimentos centrales y los extremos, pasaríamos a confeccionar una dieta donde predominasen los centrales y donde también tendríamos en cuenta diversos factores.

En verano deben predominar alimentos yin y en invierno debe haber una participación mayor en la dieta de alimentos yang. Es algo que sabemos instintivamente, pero al conocer los principios Yin-Yang, podemos explicarlo con mayor claridad. Todo el mundo entiende que, en verano, por regla general, habría que tomar más verduras y frutas y, por el contrario, en invierno habría que tomar más cereales, más verduras cocinadas, más pescado. De esta manera, le estamos dando al cuerpo lo que necesita para poder funcionar mejor.

Esta dieta nos alienta a que busquemos dentro de nosotros mismos para detectar nuestros problemas y poder curarlos por medio del flujo energético que nos provee.

 

Escribir un comentario