7 Errores más comunes al entrenar.

 

Cuando realizamos un ejercicio de forma incorrecta, nuestro cuerpo reacciona de una forma diferente y no llegas a los resultados deseados. ¿Entrenas continuamente y no ves resultados? Es muy posible que estés cometiendo algunos de estos errores:

  1. Estirar antes de entrenar. Está demostrado que los estiramientos pasivos reducen los niveles de fuerza y disminuyen la activación muscular. Por lo tanto se suele recomendar que se realicen estiramientos al final de la sesión de entrenamiento, para relajar los músculos.
  1. No hacer fuerza cuando queremos perder grasa. La pérdida de grasa está relacionada con la aceleración del metabolismo. Cuanto mayor sea éste, más fácilmente quemará la grasa el organismo. Es decir, si desarrollas más la musculatura, más fácil será que aceleres el metabolismo y quemes grasa.
  1. Entrenar sólo con una disciplina. Hoy por hoy no existe un método total, lo ideal es, como mínimo, combinar 2 o 3 metodologías diferentes que impliquen cardio, fuerza, trabajo postural, flexibilidad, agilidad, coordinación, etc. Sólo así conseguirás resultados generales para todo el cuerpo.
  2. No hidratarte correctamente. La oxigenación por medio de la respiración y de la ingesta de agua es muy importante para mejorar la absorción de nutrientes y la eliminación de toxinas. No debes esperar a sentir sed para beber agua. Ingerir pequeños sorbos durante toda tu rutina es esencial para potenciar tus entrenamientos, evitar lesiones y la famosa fatiga muscular.
  1. Hacer sólo cardio de larga duración para perder grasa. Correr, hacer bici o nadar durante 40 minutos a un ritmo constante tiene una incidencia relativamente baja a la hora de perder grasa.  Los métodos más efectivos para perder grasa son aquellos basados en intervalos o series, como el HIIT. Se trata de realizar sprints de alta intensidad seguidos de descansos para poder mantener la intensidad en el siguiente intervalo.
  2. Descansar demasiado. Lo máximo que puedes descansar entre cada serie son 30- 60 segundos, y 2 minutos si estás entrenando con mucho volumen/peso y tu meta es incrementar tu fuerza. Los descansos cortos te ayudan a mantener tus pulsaciones elevadas y tu metabolismo más acelerado, y a quemar más calorías.
  3. Usar muy poco peso. Si estás haciendo 20 repeticiones fácilmente, ¡es momento de cambiar! La idea es que hagas tu última repetición con esfuerzo.

Escribir un comentario