BENEFICIOS DEL HIIT.

El Entrenamiento en Intervalos de Alta Intensidad (HIIT por sus siglas en inglés) es un tendencia actual en métodos de entrenamiento, consiste, esencialmente, en llevar a cabo ejercicios explosivos compuestos (movimientos multiarticulares, trabajando varios músculos o grupos musculares al mismo tiempo) en series cortas, con un alto nivel de intensidad y con poco tiempo de recuperación entre series.

Este método de entrenamiento consigue reunir lo mejor de dos mundos que, tradicionalmente, se consideran incompatibles: retener/ganar masa muscular y, al mismo tiempo, perder tejido adiposo. Al parecer, este tipo de entrenamiento también consigue quemar más calorías y en menos tiempo que a través de entrenamiento de resistencia y cardiovascular convencional.

Otro beneficio del  Entrenamiento en Intervalos de Alta Intensidad es el aumentar la resistencia de los deportistas, permitiéndoles ejercitarse a intensidades muy elevadas durante periodos de tiempo más prolongados en comparación con el entrenamiento de baja intensidad.

También produce el Consumo de Oxígeno Postejercicio (EPOC por sus siglas en inglés). El efecto del EPOC, generado por la aceleración del metabolismo creada por el HIIT, permite que el cuerpo continúe quemando calorías extra por un período de hasta 24 horas tras el entrenamiento. En cambio, el efecto del EPOC producido por el ejercicio cardiovascular de baja intensidad es mínimo, quemando poquísimas calorías tras el entrenamiento.

El umbral de lactato aumenta con la práctica del HITT, esto es, el nivel de tolerancia de los deportistas ante la acumulación de ácido láctico en el tejido muscular. Al aumentar el umbral de lactato, los deportistas pueden entrenar con mayor intensidad y durante más tiempo, lo que promueve el crecimiento muscular.

El HIIT también mejora la sensibilidad a la insulina. Este efecto de optimización hormonal permite que la glucosa disponible en el organismo sea empleada rápidamente como combustible, en lugar de almacenarse en los tejidos adiposos. La optimización de la sensibilidad a la insulina también mejora la recuperación y la construcción muscular.

Los recientes descubrimientos sobre los efectos del HIIT permiten determinar que se trata de un método de entrenamiento muy valioso y eficaz para todas las personas que pretenden perder peso, sin reducir con ello su fuerza y volumen muscular. No obstante, no podemos menospreciar la importancia del entrenamiento cardiovascular tradicional, por lo que debe formar parte de la rutina de cualquier deportista para promover la variedad en el entrenamiento.

Escribir un comentario