¿Cómo descubrir que estamos sobreentrenados?

El sobreentrenamiento es uno de los enemigos del corredor, es un cúmulo de cansancio físico y psicológico que provoca una caída del rendimiento en el deportista. Como diría más de un entrenador: “un descanso a tiempo, es una gran victoria”.

Algunas señales para detectar y prevenir el síndrome de sobreentrenamiento o fatiga crónica:

  • Nos cuesta mucho hacer los entrenamientos, si vemos que nuestro rendimiento durante la semana está por debajo de lo normal y que la fatiga es excesiva, pensemos en descansar.
  • Las pulsaciones son más altas de lo normal, en carrera o en reposo entonces tenemos claro que la fatiga a nivel cardiovascular está presente.
  • Afloran las infecciones o cuesta mucho salir de  procesos infecciosos es un indicativo de que nuestras defensas están bajo mínimos, necesitan que pares la intensidad y que descanses y te alimentes bien. Recuerden que un entreno intenso supone una merma de tus defensas.
  • El insomnio y las interrupciones en el sueño son otro síntoma de que nuestro cuerpo está fatigado en exceso. Esto es como una especia de círculo vicioso: no podemos descansar bien porque estamos muy fatigados y cada vez nos fatigamos más porque no descansamos bien.
  • Con el sobre entrenamiento desaparecen las ganas de comer, no hay esa apetencia por los alimentos después de un entreno. Y, con frecuencia, también aparecen cuadros de diarrea o estreñimiento

Hay cuadros de sobre entrenamiento que incluso necesitan de un mes de descanso (o reposo activo), para recuperar completamente. Mucho ojo a los runners de larga y a los novatos entusiasmados con el kilometraje. Prevenir también es mejorar y escuchar a tu cuerpo, la mejor forma de no romper los ritmos de entreno.

Escribir un comentario