¿Por qué necesitamos de la sal?

La sal es necesaria para el cuerpo, pero no la sal común, más bien el cloruro de sodio, con la sal el cuerpo realiza procesos metabólicos importantes y produce ácido clorhídrico en el estómago. Sin embargo, la sal refinada o  yodada es la más nociva ya que esta refinada y no ayuda al cuerpo sino más bien entorpece sus funciones.

¿Cómo consumir sal de manera responsable?

Puedes reemplazar la sal común y mejorar tu salud. Sal marina gruesa o de grano, es una de las sales más nutritivas para el cuerpo ya que no está refinada.

Sal ahumada, en esta el proceso utilizado le ha hecho absorber humos para tener un sabor particular, se usa para darle otro gusto a las comidas, pero no aporta nada en lo nutricional.

Lo recomendado es consumir no más de 2.400 miligramos de sodio al día, claro esta que esta cantidad es recomendada para personas que no padecen de algún tipo de enfermedad, pero si hablamos de personas con problemas de diabetes, problemas renales, hipertensión entre otros, la cantidad recomendada disminuye y es probable indicar no más de 1.500 miligramos diarios.

Es importante recordar que el consumo de sal puede estar en productos que consumes y compras en supermercados, como salsas, comida procesada entre otros.

Evita usar demasiada sal, muchos alimentos contienen sus propias sales, por lo que no es necesario usar sal, hay distintas maneras de darle sabor a tus comidas, recuerda que las papilas gustativas se acostumbran a lo salado, pero puedes acostumbrarte a usar cada día menos sal y descubrir nuevos sabores.

Escribir un comentario