¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que se agregan a los alimentos o a los medicamentos y que ejercen efectos benéficos en la salud de los sujetos que los consumen, pueden ser de origen bacteriano y de levadura.

Los bacterianos forman parte la flora bacteriana intestinal y se les ha denominado flora bacteriana transitoria, ya que permanecen en el intestino por poco tiempo, multiplicándose sin colonizar. El otro tipo de flora bacteriana se denomina residente, es el tipo de microorganismos que han vivido desde la implantación inicial de la flora bacteriana, esto ocurre a partir de las cuatro primeras semanas de vida y predomina en el intestino.

Nuestro tracto intestinal está repleto de bacterias, concretamente, más de 400 especies bacterianas se alojan en nuestro aparato digestivo y forman lo que conocemos con el nombre de flora o biota intestinal (3).

Entre las principales funciones de la flora intestinal están la de proteger nuestro organismo de microorganismos patógenos y controlar la proliferación y diferenciación de las células epiteliales, así como participar en múltiples procesos metabólicos como la producción de vitaminas (3).

Tener una flora equilibrada y variada es sinónimo de buena salud y la incorporación de otras bacterias benignas, como las probióticas, puede ayudarnos a mejorar y mantener este equilibrio y prevenir así distintas enfermedades.

Entre sus principales beneficios encontramos:

  • Combaten diversos trastornos digestivos
  • Pueden tratar el cáncer colorrectal
  • Aumentan la función inmunitaria
  • Favorecen la pérdida de peso
  • Previenen las infecciones urinarias
  • Previenen reacciones alérgicas

Escribir un comentario