El sistema inmunológico

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. Por medio de una serie de pasos, su cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que causen daño. Cuando su sistema inmunológico está funcionando adecuadamente, le protege de infecciones que le causan enfermedad.

Para realizar eficazmente su labor este emplea una sustancia compuesta de células encargadas de atacar cuerpos extraño conocidas como leucocitos o glóbulos blancos, anticuerpos, citoquinas, macrófagos y neutrófilos, entre otros; dichas unidades se encargan de la detección temprana y eficaz de agentes patógenos que pueden incrementar el riesgo de padecer una enfermedad o infección, teniendo en cuenta que este proceso es complicado, ya que la mayoría de los agentes patógenos suele reproducirse a una velocidad significativa a lo largo del cuerpo, por esto mismo para contrarrestarlas el sistema inmune desarrolla múltiples mecanismos inteligentes que reconocen y neutralizan estos organismos, evitando así que se diseminen a lo largo del cuerpo.

Para fortalecer nuestro sistema inmunológico debemos de consumir:

  •  Vitamina E. Presente en el aceite elaborado a base de germen de trigo, oliva y soja, así como también en algunos cereales entre los que encontramos el pan y los cereales.
  • Vitamina C. Para un consumo alto en esta vitamina podemos encontrar verduras, hortalizas, y frutas. especialmente en cítricos como la naranja y los limones.
  • Vitamina A. Está presente en los derivados de la leche; también puede ser ingerida al consumir hígado.
  • Hierro. Este importante elemento presente incluso en nuestra sangre puede ser consumido mediante la ingesta de carnes como el hígado, el pescado e incluso en los huevos.
  • Zinc y selenio. La ventaja de estos radica en que pueden hacerse presentes en casi todos los alimentos consumidos comúnmente.

 

Escribir un comentario